Noticias

Una nueva etapa de crecimiento

30 Jun 2017
Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

En el Investor Day anual de la empresa en Nueva York, Daniel Novegil y su equipo mostraron los resultados de la estrategia de expansión y diferenciación de los últimos años.

Ternium está ingresando en una nueva etapa de su crecimiento, en la que se mantienen los aspectos centrales de su estrategia de expansión regional y de diferenciación pero se suman nuevas oportunidades a partir de la incorporación de la siderúrgica brasileña CSA.

Este fue el mensaje central del management de la empresa, encabezado por Daniel Novegil, durante el Investor Day anual que se llevó a cabo el 29 de junio y al que asistieron más de 100 analistas e inversores en el Museo Guggenheim de Nueva York, recibidos por Sebastián Martí, Director de Relaciones con los Inversionistas.

“(La incorporación de CSA) abre la puerta a nuevos escenarios de complementación de nuestras capacidades en México y Argentina”, dijo Novegil, “a reinventar y repensar a Ternium”.

Los líderes de Ternium dijeron que resultó exitosa la estrategia que persiguió la empresa en los últimos años, basada en el crecimiento en el mercado norteamericano (con centro en México) y en la producción de productos de alto valor agregado, sumados a la innovación tecnológica y las tecnologías de la información.

“Nuestro desempeño fue consistentemente superior al de nuestros competidores”, dijo Novegil, que estuvo acompañado por los área managers de Argentina, Martín Berardi; de México, Máximo Vedoya; el Chief Financial Officer, Pablo Brizzio; y el Director de Planeamiento y Operaciones, Oscar Montero. Mientras que el Ebitda de la empresa (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) sobre las ventas fue del 21% en 2016, el promedio de la industria fue del 13%, mencionaron. “Nuestra estrategia dio los resultados que esperábamos”.

Los mercados, mejor

El consumo de acero está creciendo en el mundo, menos en China, donde se estima que se mantenga estable este año. Según la Asociación Mundial del Acero, el consumo crece al 3% en los EE.UU. y sigue firme en México, con lo cual el mercado de América del Norte continúa impulsando la actividad para Ternium.

Novegil y Vedoya explicaron que son optimistas sobre la posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA en su sigla en inglés) que impulsa el nuevo gobierno de los EE.UU., ya que puede ser una buena oportunidad para mejorar al acuerdo, en especial las reglas de origen.

“El problema del déficit comercial de los EE.UU. no es México sino China”, dijo Novegil. Y explicó que México es, de hecho, un importador neto de acero de los EE.UU. Se espera que en los próximos días el Departamento de Comercio de los EE.UU. emita un dictamen en torno a las importaciones de acero y su posible impacto en la industria nacional.

“A ambos lados de la frontera, crece la idea de que tener una relación comercial fuerte es lo mejor para ambos países”, dijo Vedoya. “Y empieza a haber acuerdo en las conversaciones de que una renegociación del NAFTA sería una oportunidad para fortalecer al tratado y no una amenaza”. Novegil también dijo que las operaciones de Ternium en los EE.UU., con base en Shreveport, están logrando excelentes resultados.

México representó en 2016 dos tercios de las ventas totales de los despachos de Ternium. Vedoya aseguró que el crecimiento del mercado y de Ternium va a continuar, de la mano de las industrias automotrices, de electrodomésticos y de la construcción. Ternium, además, busca aumentar su participación en el mercado mediante la sustitución de importaciones, en un contexto en el que el gobierno mexicano ha sido activo en su lucha contra el comercio desleal.

Luego de un año de reformas económicas, Argentina también se va recuperando, aunque gradualmente. Berardi dijo que la expansión de la economía, que se espera en torno al 3% este año y el que viene, es liderada por la agro-industria, la infraestructura y la construcción, y la energía no convencional (sobre todo Vaca Muerta). “La transición de la economía argentina terminó y vemos un escenario favorable para este año y el que viene”, dijo Berardi. El consumo de acero, estimó, va a crecer 10% en 2017 y otro tanto en 2018.

El mercado argentino también se va a beneficiar de la recuperación que se espera en Brasil, dijo Novegil. “Somos optimistas sobre Brasil y sobre las inversiones que estamos haciendo allí”. Ante una pregunta, explicó la situación de Usiminas, donde Ternium tiene una diferencia con su socio Nippon Steel. Bajo la conducción profesional de Sergio Leite, dijo, la empresa está mejorando sus resultados. Sobre el conflicto con Nippon Steel, dijo: “Soy cautelosamente optimista”.

Una nueva etapa de crecimiento

Luego de la crisis económica mundial de 2008/09, Ternium había frenado su impulso de integración vertical aguas arriba, ya que fue más factible conseguir insumos como planchones (slabs) a un precio más bajo. Entre 2012 y 2016, la cantidad de planchones que compra Ternium al año pasó de 2,5 a 3,7 millones de toneladas.

“La industria de los planchones se ha ido consolidando desde entonces, y es de esperar que los márgenes que obteníamos se vayan achicando”, explicó Montero.

La adquisición de CSA en Brasil viene a suplir ese déficit y a iniciar una nueva etapa de crecimiento para la empresa, agregó Novegil. Ternium espera finalizar la incorporación en agosto, dijo. CSA tiene capacidad para producir 5 millones de toneladas de planchones al año.

“CSA abre la posibilidad de repensar y reinventar nuestra compañía”, afirmó Novegil. “A partir de las actividades en CSA podemos crecer en distintas direcciones que estamos actualmente considerando”.