Noticias

Smart Factory: la transformación digital se consolida en Ternium

2 Ago 2017
Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Los avances tecnológicos impulsan transformaciones en todos los ámbitos de la vida, y Ternium no se quedó afuera.

Ternium está consolidando una base tecnológica que amplía su conectividad y capacidad de procesamiento de datos para ser cada vez más productiva y eficiente.

La compañía avanza en una transformación digital en 3 etapas. En un primer momento, los esfuerzos estuvieron puestos en integrar las diferentes tecnologías utilizadas, permitiendo mayor disponibilidad de datos y simplificando el flujo de información.

Luego, se buscó extender estos sistemas al resto de la cadena de valor, tanto clientes como proveedores. Esto implicó poner a disposición tecnología, redes y dispositivos que faciliten la integración con los clientes (Webservice, Web Link y B2B). A su vez, se implementaron herramientas mobile generalizadas, optimizando la accesibilidad y productividad.

Actualmente está en curso el tercer momento, que consiste en la construcción del “S.M.A.R.T. Factory”. Esta nueva etapa se propone automatizar y simplificar las actividades administrativas poniendo el foco en la movilidad, conectividad y experiencia de usuario. Un elemento central en esta fase son los algoritmos y la posibilidad de predicción.

¿Qué es una planta S.M.A.R.T.?

La propuesta es trasladar la oficina a una plataforma mobile. Su sigla, en inglés, da una pista para comprender mejor este concepto:

  • Social: La colaboración permite que los distintos actores estén informados y conectados entre sí.
  • Mobile: permite que los usuarios interactúen desde cualquier lugar y dispositivo, extendiendo su experiencia a múltiples plataformas.
  • Analytics: algoritmos que permiten clasificar la información mediante patrones que luego se organizan en indicadores. Esto habilita el análisis predictivo para entender patrones y definir el mejor curso de acción. Un ejemplo es el análisis en tiempo real de los canales de video de las plantas para detectar situaciones inseguras.
  • Robots: la automatización se vuelve posible gracias a la interacción entre personas y maquinas. Es la etapa en que los algoritmos llevan a la acción: drones autónomos que toman imágenes para analizar qué zonas requieren reparación, sin necesidad de que una persona se acerque al lugar.
  • Things: Internet de las cosas (IOT por sus siglas en inglés) alude a la interconexión digital de los objetos con internet. Permite, por ejemplo, saber dónde están los productos ubicados sin necesidad de acercarse físicamente. Esto elimina situaciones de riesgo para los empleados y reduce significativamente el tiempo de despacho e inventariado.

“Es todo un nuevo paradigma para entender el futuro, y comprenderlo es importante para moldear nuestras acciones en el presente”, explica Roberto Demidchuk, Chief Information Officer (CIO) de Ternium.