Proceso Productivo

Las actividades de Minería en Ternium México consisten en la exploración, localización de yacimientos, extracción y beneficio de Mineral de Hierro (Fe), el cual es convertido en Pélets, que es la materia prima básica para la producción de acero en las plantas siderúrgicas.

Infografía del proceso productivo


Proceso Productivo

 

Exploración



Exploración consiste en la búsqueda y localización de mineral hierro, para la cual se llevan a cabo una serie de actividades desde que hay evidencia de la existencia de un yacimiento mineral hasta que este mismo llega a ser explotado.


Elección de una región específica a partir de la información del Servicio Geológico Mexicano.


Prospección del terreno para determinar areas relevantes para barrenación.


Inspección en helicóptero, con magnetometría y electromagnética, sobre las áreas geológicas.


Barrenación complementaria que determina las características de la mineralización en el subsuelo. Posteriormente se realizan estudios económicos para el diseño de la mina, al tiempo que se definen sus alcances.


Solicitud y pago de derechos para la explotación de la tierra ante la Secretaría de Minas, una concesión minera con duración de 50 años. Negociación pertinente si se trata de tierras ejidales y comunales.

Explotación



La explotación de un yacimiento mineral, puede darse a cielo abierto o por métodos subterráneos y una vez que el mineral es extraído es procesado para su peletización y embarque.


En esta etapa se prepara el terreno para llevar a cabo la barrenación, carga de explosivos, voladura y rezagado o carga y acarreo de mineral en el que se separa el material estéril, para ser llevado a los terreros, del el mineral que continuará en el proceso.


Inicia el proceso de beneficio de mineral, éste debe ser fragmentado mediante un proceso de trituración. Además en esta etapa se busca obtener una mezcla en donde el porcentaje mayor sea de mineral, ya que el mineral acarreado desde la voladura incluye todavía material estéril.


La molienda primaria es la etapa del proceso mediante la cual el mineral se reduce de tamaño por medio de la acción de impacto y fricción de los cuerpos moledores (Bola); y posteriormente se realiza la molienda secundaria para eliminar algunas impurezas por lo que se vuelve a moler para aumentar la liberación de partículas de hierro magnético y así alcanzar la calidad requerida en el concentrado.


En la concentración primaria, el mineral se pasa a través de tambores magnéticos en húmedo y aprovechando las propiedades magnéticas del mineral, este se adhiere al magneto del tambor y así, las partículas de hierro son separadas del material estéril (material que es considerado no magnético). En la concentración secundaria y terciaria, el concentrado se envía a otros tambores magnéticos en húmedo, en donde se obtiene la calidad química requerida para cumplir con las especificaciones.


Consiste en la mezcla del mineral finamente molido con aditivos y aglomerantes para darles forma esférica (pellas verdes), los cuales son endurecidos por cocción en hornos rotatorios. La aglomeración se logra por la unión entre partículas al rodar sobre un plano inclinado del Disco de Peletizado. Luego del horno de endurecimiento el pélet pasa a la zona de enfriamiento primario y secundario por medio de aire caliente.


En esta etapa, el mineral se embarca en forma de pélets, a través de góndolas de ferrocarril a las Plantas de Reducción de Mineral de Hierro de Puebla y Nuevo León, en donde es sometida a otro proceso conocido como Reducción Directa. El sistema cuenta con una capacidad de embarque de 1,200 ton/hr.